¿Mal momento para decidirte a cobrar Whatsapp?

 

whatsapp

Desde mediados de este año, Whatsapp, software de mensajería instantánea decidió cobrar su servicio, cobrando la anualidad de 1$ al año.

Hasta ese momento la aplicación en si era de descarga gratuita en Android, Blackberry, Windows Phone y Symbian. Aunque toda la vida había ofrecido el servicio durante el primer año gratuitamente y advertía que después de ese año se cobraría, en la práctica eso no había ocurrido.

En el caso de iOs, siempre la aplicación fue de pago, costaba 0,99 Us.$ y nunca se habló de cobrar luego por el servicio.

Esta semana, Whatsapp decidió estandarizar el plan de negocios: La aplicación pasaría en iOs a ser gratis pero, a partir del 1ero

de enero de 2014 el servicio costará 1 Us.$ por la anualidad.

En una economía sana, esta cantidad es mínima, pero creemos que Whatsapp tomó la decisión incorrecta en el momento incorrecto.

Line, sistema de origen chino y que incluso está haciendo publicidad en tv en Latinoamérica, va ganando terreno. Es más rápido que Whatsapp, también es multiplataforma e incluye puntos de gamisfaction que lo hacen diferente. Su esquema de negocios es simple: Servicio de llamadas y mensajería gratis, con compras integradas dentro de la aplicación para algunos extras, casi todos cosméticos.

Antes del 22 de septiembre, según la promesa de la siempre cambiante de fechas Blackberry, estaría el Blackberry Messenger en iOs y Android. Todavía no hay

información del esquema de pago, pero es obvio pensar que la descarga será gratuita y el uso es la clave que todavía no sabemos.

Se le vienen dos contendores fuertes a Whatsapp y justo ahora, que tienen más usuarios que digamos Twitter, ¿Será el momento justo para empezar a cobrar?.

En nuestra opinión consideramos que no. Y Es sensato pensar que habrá una estampida de usuarios de Whatsapp tan pronto como comienzos del año que viene.

¿Cómo le irá a Blackberry ahora como fabricante de software para terceros?

¿Será Line la opción?

Creemos que Line podría ser la sorpresa y convertirse en el standard de mensajería instantánea  el año que viene. Pero, en tecnología la futurología es arriesgada.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *